Dr. Javier Arroyo Sebastián | Dr. Fernando Fernández López

PERIODONCIA

¿QUÉ ES LA GINGIVITIS?

La gingivitis es una forma de enfermedad periodontal, que es la inflamación e infección que destruyen los tejidos de soporte de los dientes.

Esto puede incluir las encías, los ligamentos periodontales y los alvéolos dentales (hueso alveolar).

Cuando aparece no es dolorosa, pero si no se trata puede convertirse en periodontitis, que afecta gravemente a los dientes Y HUESO y puede hacer que se muevan. COMO HEMOS OÍDO EN MUCHAS OCASIONES *LA TEMIDA PIORREA*.

En el caso de la gingivitis, es necesario limpiar las bacterias que se hayan acumulado, mediante la eliminación de la placa dental y el cálculo dental (también llamada tártaro o sarro, que es la placa mineralizada). Este tratamiento, denominado profilaxis profesional (o RASPADO), lo realizan los profesionales odontológicos, tanto el higienista dental, como el dentistas o el periodoncista.

Consiste en una fase inicial en la que se hace un estudio minucioso donde se miden varios parámetros como: sangrado, perdida osea, cumulo de sarro, y se realizan una serie de rx en cada cuadrante para controlar el avance de la enfermedad.

La siguiente fase consta de una limpieza profunda, llamada raspage, en la cual es necesario anestesiar la zona a tratar para eliminar todo el cumulo de sarro y bolsas periodontales que se encuentran debajo de la encía, que no son visibles.

SÍNTOMAS

  • Sangrado de las encías(sangre en el cepillo de dientes incluso con un cepillado suave)
  • Apariencia roja brillante o roja púrpura de las encías
  • Encías que son sensibles al tacto, pero por lo demás indoloras
  • Úlceras bucales
  • Encías inflamadas
  • Encías de aspecto brillante

CAUSAS

  • Ciertas infecciones y enfermedades en todo el cuerpo (sistémicas)
  • Mala higiene dental
  • Embarazo (los cambios hormonales aumentan la sensibilidad de las encías)
  • Diabetes no controlada
  • Los dientes mal alineados, los bordes ásperos de las obturaciones y la aparatología oral mal colocada o contaminada (como correctores dentales, prótesis, puentes y coronas)
  • El uso de ciertos medicamentos como fenitoína, bismuto y algunas píldoras anticonceptivas